Desde finales de noviembre hemos insistido en el pronóstico de invierno 2014_2015 dijimos que, el estado de Washington y el norte de California estarán afectados con lluvias torrenciales durante la primera mitad de la temporada, por tanto, las fuertes lluvias van a continuar.